COMO AFECTA EL MAR Y LA PISCINA A LOS OJOS

por | Agosto 11, 2016

El agua de las piscinas logra convertirse en grandes enemigos de nuestros ojos. El cloro  es uno de los enemigos peligrosos de las vistas y todos los elementos desinfectantes que llevan químicos ya que estos  producen una gran irritación ocular, que favorece la aparición de infecciones o de conjuntivitis.

Es por eso que debemos tener mucho cuidado con nuestros vistas, son uno de los sentidos más importantes y delicados los cuales debemos protegerlos debido a que nos podemos contagiar de graves infecciones, por eso debemos utilizar gafas protectoras que nos servirán para evitar lesiones en nuestras vistas. El agua de las piscinas suele presentar un mayor riesgo de contraer una infección que la del mar.

Durante el verano la exposición a las piscinas y mar  es más frecuente debido a las vacaciones, esta es la época cuando somos más propenso a las infecciones oculares traumatismos, infecciones, irritaciones son los problemas más frecuentes.

La mayor parte de los problemas asociados al daño ocular suelen ser irritaciones, muchas de ellas debidas al cloro o la salinidad del agua del mar, que se solucionan espontáneamente o con un tratamiento tópico adecuado como las gotas de visina.

El agua del mar también puede producir otros riesgos además de algunas irritaciones leves, los mayores peligros suelen ser las picaduras en los ojos de alguna medusa u otro animal marino. Estos suelen atacar a los párpados, pero en ocasiones pueden dañar a la córnea o a la conjuntiva, provocando una quemadura química, que debe ser tratada por un oftalmólogo.

La patología más habitual es la conjuntivitis. La principal amenaza para nuestra salud visual durante los meses de verano es el Sol. La cantidad de horas de exposición solar y la intensidad del sol, intensifica la aparición de conjuntivitis y otras enfermedades, que producen irritación, lagrimeo y molestia.

Como procedimiento para evitar estas afecciones hacer uso de unas gafas de sol desde edades tempranas son el mejor método para resguardar la salud ocular. Igualmente, complementarlo incluso viseras y gorras.

Por todo lo mencionado es necesario la utilización de gafas acuáticas o solares ya que con ellas ayudamos a prevenir los efectos adversos inducidos por la arena de la playa que es otro de los factores ambientales que afectan a nuestros ojos.

Este verano anda a disfrutar a las bellas playas pero siempre y cuando lleves contigo la debida protección